Sostenibilidad como responsabilidad

Un trato respetuoso con el ser humano, la naturaleza y el medio ambiente

Como líderes de calidad, tenemos la responsabilidad de compatibilizar la rentabilidad, el respeto por el medio ambiente y la calidad de vida. Igualmente nos preocupamos enormemente por la protección del clima, el uso eficiente de los recursos y la creación de un ambiente agradable para las personas. Deseamos contribuir con nuestro pensamiento y actuación, con nuestros productos y soluciones.

Esta actitud de sostenibilidad ha sido siempre un pilar de la filosofía de nuestra empresa. Como empresa tradicional de propiedad familiar, seguimos con este principio ya en la quinta generación, algo que demuestra una amplia gama de pinturas de emisiones mínimas y libre disolventes, lasures y esmaltes diluibles en agua, revestimientos para suelos de emisiones mínimas, así como numerosos productos y sistemas sostenibles con los que continuamos estableciendo nuevos estándares en todo el mundo.

Productos y sistemas de referencia

De este modo, por ejemplo, en 1985 con Indeko-plus introdujimos en el mercado, la primera pintura de interior a nivel mundial, de emisiones mínimas y libre de disolventes. Ahora todas las pinturas interiores de Caparol ya llevan este sello de calidad E.L.F. Asimismo, con los sistemas de aislamiento térmico estamos presentes en el mercado desde 1957. Resulta que un tercio de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, es causado por el sector de la edificación – con nuestros sistemas y productos podemos realizar una gran contribución a la protección del clima. El panel aislante de fachadas “Dalmatiner” introducido por Caparol es una importante innovación en este ámbito.

Junto a la materia prima usada y los modernos procedimientos de producción, en Caparol damos igualmente mucho valor a las relaciones socioculturales. Complementamos nuestra oferta con conceptos cromáticos específicos – por ejemplo, para centros educativos o el ámbito de la salud y el cuidado de personas.

Además, la excelente calidad aporta sostenibilidad asegurando un resultado extraordinario a largo plazo. Por lo tanto, se prolongan los ciclos de renovación y de este modo se ahorra material, energía y costes.